En estas experiencias todo es positivo

Cuando a la joven finlandesa Riina Tuhkasaari, alumna de Formación Profesional en Telecomunicaciones en Seinajöki, se le presentó la posibilidad de realizar prácticas formativas en el extranjero, supo que “eso era lo mío”. Su gran interés por otras lenguas y culturas la empujaba a mirar más allá de las fronteras de su país para desarrollarse profesional y personalmente.
Primero fue Québec (Canadá) y ahora España. “El pasado año conocí a dos chicas españolas que estaban  haciendo la formación práctica en mi ciudad y llegamos a ser buenas amigas”, comenta. Fue entonces cuando pensó que este sería también un buen destino para un nuevo intercambio. Y así lo solicitó… Continuar leyendo.